Regresar a todos los artículos
convertir-trafico
Consejos de marketing

Cómo generar tráfico web y convertir tus visitas en ventas: la guía definitiva

Por el 2 de octubre de 2019 Tiempo de lectura: 8 minutos

Ya has creado tu tienda online. Has puesto todo tu esfuerzo en elegir la plataforma de ecommerce correcta, darle un aspecto atractivo, diseñar los productos ideales para tu negocio… Todo parece perfecto y, sin embargo, las ventas no llegan.

No hay ninguna “varita mágica del ecommerce” ni ningún truco universal que garantice que vayas a comenzar a vender de la noche a la mañana. Siempre lo hemos dicho: un negocio online requiere de tiempo y esfuerzo. 

En nuestra experiencia en el mundo del comercio electrónico hemos aprendido que hay algunos motivos bastante comunes por los que nuestros clientes llegan a ver cómo sus ingresos no llegan o cómo su tráfico de visitas no se traduce en ventas.

Si te encuentras en alguna de estas situaciones ¡has llegado al lugar adecuado!

En este artículo queremos ayudarte tanto a llegar a tus primeros clientes como a convertir a tus visitantes en compradores. ¡Dirígete a la sección que más se ajuste a tus necesidades y prepárate para vender!

Acabo de abrir mi tienda online: ¿cómo empezar a ganar tráfico y vender por internet?

Ya te has tirado a la piscina: tu tienda online está preparada, tus productos tienen todo lo que necesitan para enamorar a tu nicho… pero, ¿por qué nadie los compra?

Es probable que, si acabas de empezar en el mundo del ecommerce, realizar tu primera venta sea un poco abrumador. Al fin y al cabo, este proceso implica presentar tu nuevo negocio ante completos desconocidos y convencerles de que lo que ofreces es justo lo que necesitan. ¡Qué vértigo!

Ya sabes que empezar con buen pie es muy importante para que, a la larga, todo funcione correctamente en tu negocio online. Por eso, en este apartado queremos ayudarte tanto a evitar los errores más básicos en el proceso de creación de tu negocio, así como a realizar tu primera venta.

¡Empecemos!

Errores que puedes estar cometiendo en tu tienda online y que te impiden vender

Si decides embarcarte en la aventura del ecommerce, te darás cuenta de que los primeros pasos son siempre los más técnicos.

Hay muchos factores a tener en cuenta en este punto del proceso y, por eso, es normal que se pueda quedar algún cabo suelto. ¿Quién no ha cometido alguna vez un error de novato? Todos hemos caído alguna vez.

Para ahorrarte las molestias, en este webinar te presentamos 10 errores de principiante que te interesa evitar si quieres empezar a vender desde tu página web. Comprueba que no los estés cometiendo y, si te topas con alguno ¡tranquilo! Porque también te explicamos cómo solucionarlos.

Te hemos dejado la checklist del emprendedor Printful al final del artículo, con la que podrás comprobar que hayas resuelto todos estos errores en tu negocio. Además, hemos añadido información extra más detallada sobre cada punto para que solucionarlos sea pan comido. ¡No te olvides de descargarla!

Si ninguno de estos errores te afecta ¡enhorabuena! Habrás configurado tu tienda online correctamente.

Cómo ganar visitas y conseguir la primera venta de tu tienda online

Ya está el lado técnico bajo control, así que ¡pasemos a lo bueno!

Llegar hasta los ojos de tu primer comprador pasa por una idea sencilla: darte a conocer a través de distintos canales. Cuantos más, mejor.

La multicanalidad (tanto a nivel de comunicación como de ventas) tiene dos ventajas principales:

  1. Te permiten llegar a audiencias más amplias en menos tiempo
  2. Es perfecta para experimentar con nuevos canales y, a la larga, descubrir cuál de ellos es el más adecuado para acercarte a tu nicho y generar más tráfico hacia tu negocio

Suena bien, ¿verdad? Vamos a ver qué medios utilizar para llegar a tus primeros clientes:

1. El boca a boca

Simple, pero muy eficaz.

Ninguna estrategia de marketing puede convencer de la calidad de un producto mejor que la recomendación de un amigo.

No seas tímido y pídeles a tus amigos que muevan tu negocio por sus redes. ¡Tienes todas las características necesarias para generar interés!

  • Un diseño único hecho por ti, en exclusiva para un determinado nicho.
  • Productos de calidad respaldados por todas las garantías de Printful.
  • Gestión y envíos más rápidos que otros proveedores.

2. Foros

Internet está lleno de foros que cubren todos los temas que puedas imaginar. ¡Encuentra uno relacionado con tu nicho y habla de tu negocio!

Te recomendamos presentarte con humildad, contando que acabas de abrir tu negocio ¡y las razones por las que has decidido hacer realidad tu sueño! Seguro que más de una persona se sentirá identificada con tu historia y te dará, por lo menos, una visita.

3. Redes sociales y mail

Crea perfiles en las redes sociales en las que creas que se mueve tu nicho ¡y empieza a publicar! Recuerda establecer una periodicidad y subir contenido atractivo e interesante. ¡Así tus seguidores querrán compartir tus posts y tú conseguirás llegar a una audiencia mayor rápidamente!

Una buena estrategia de redes sociales es crucial para sacar el máximo partido a tus publicaciones.

Una vez tengas una buena base de seguidores, ofréceles unirse a tu newsletter para así poder mantenerles al tanto de todas tus novedades a través de su email. Adapta tus campañas de email marketing a tu nicho y a la temporada ¡y las ventas vendrán solas!

4. Descuentos

Nada atrae clientes como un buen descuento. Aunque sea de un 5 ó 10%, el hecho de reducir el precio de tus productos por tiempo limitado es un imán para las ventas.

En los primeros meses de vida de tu negocio, hay unos cuantos trucos que te pueden ayudar a realizar tus primeras ventas:

  • Introducir un código de descuento en tus posts en redes u ofrecérselo a los que se suscriban a tu newsletter.
  • Ofrecer envío gratuito durante un tiempo limitado.
  • Aplicar una estrategia de penetración de mercados en los precios de tus productos.
  • O, simplemente, ofrecer un descuento general para celebrar la apertura de tu negocio con tus clientes y engancharles.

5. Organiza sorteos

¡Nada para animar a tus compradores a compartir tus publicaciones como organizar un buen sorteo en Instagram, Facebook o por email!

Un sorteo no te traerá ganancias inmediatas, pero puede hacer que tu visibilidad incremente ¡muchísimo!

Puedes hacerlo de dos maneras:

  • En tus redes sociales: pidiendo a tus seguidores que te etiqueten en sus publicaciones y que compartan tus contenidos en sus perfiles.
  • Vía email: pidiéndoles que se unan a tu newsletter y sortear alguno de tus productos entre tus nuevos suscriptores.

Es importante que, en tus sorteos, siempre pidas a los concursantes que sigan a tus perfiles en redes sociales o que se unan a tu newsletter. ¡Así los habrás unido a tu red y podrás mantenerles al tanto de todas las novedades de tu tienda!

6. Publicidad de pago

La publicidad de pago puede ser de gran ayuda, especialmente en los primeros días de vida de tu negocio, cuando el tráfico orgánico es prácticamente inexistente.

Aprovéchate de la forma de publicidad que más se ajuste a tu nicho y plántate en las pantallas del público que te interesa. Nosotros te hemos recomendado ya dos formas:

7. Optimiza el SEO de tu tienda

Trabajar en en SEO de tu negocio es la manera más efectiva de ganar tráfico orgánico ¡y la mejor opción para mantener vivo tu negocio a largo plazo!

Recuerda que ya te dimos unos consejos básicos para optimizar el SEO de tu negocio tú mismo ¡aplícalos!

Incluso si ya tienes clientes, todas estas técnicas mencionadas anteriormente pueden ayudarte a generar más tráfico y llegar a nuevos clientes. ¡Tenlas en cuenta!

Cómo convertir las visitas de tu web en ventas

Ahora que ya recibes tráfico en tu web, es importante saber convertir estas visitas en ventas. 

Y, tenemos una buena noticia: si has llegado hasta aquí ¡ya has superado la parte más difícil!

Es un hecho en el mundo del marketing: cuesta diez veces más atraer a un cliente nuevo que mantener a uno existente. Y, si tú ya has tenido alguna venta o por lo menos tienes un flujo de tráfico constante ¡puedes conseguir más ventas con una inversión menor!

El lead nurturing puede ayudarte en este proceso de conversión.

Vamos a ver cómo convertir a los curiosos que se pasen por tu web en clientes (¡y cómo hacer que vuelvan!):

1. Dale una vuelta al aspecto de tu tienda

Tu tienda online es el escaparate de tu negocio, donde tus clientes vendrán a conocer y enamorarse de tus productos. ¡Así que asegúrate de lucirlos bien! 

Crea una tienda online bonita y que cumpla con las expectativas y gustos de tus clientes. Muchas de las plataformas de ecommerce con las que nos integramos ofrecen plugins, plantillas o módulos con los que dar tu toque personal a tu negocio. ¡Elige alguno y pon guapa a tu tienda!

Y recuerda que no todo queda en lo visual: la usabilidad de tu tienda y la información que proporciones en ella son también cruciales para convencer a tus clientes de que pueden confiar en tu negocio. 

Una página web dividida en secciones que atiendan todas las necesidades de tus clientes convertirá mucho más que una que consista en una única página con productos. No te olvides de algunas páginas cruciales:

  • La página Sobre mí. Donde puedes hablar de ti como emprendedor, contar tu historia… En definitiva, sacar a relucir tu lado más humano.
  • La página de preguntas frecuentes. Piensa en qué dudas pueden surgir a tus clientes con respecto a tu negocio y respóndelas aquí.
  • La página de políticas. Es muy importante que tus clientes vean que lo tienes todo bien atado, y que sabrás qué hacer en caso de devolución, cómo gestionar los envíos, etc.
  • La página de contacto. Deja saber a tus compradores que estás ahí para ellos, y que pueden ponerse en contacto contigo de alguna manera.

Una vez las tengas todas, tu web tendrá un aspecto profesional y dará la confianza suficiente para animar a tus clientes a realizar sus compras.

2. Analiza el comportamiento de tus clientes en tu página web

Si tienes visitas pero no consigues convertirlas en ventas, lo más probable es que tu producto sea atractivo pero que algo esté fallando en tu página web.

Hay aplicaciones que te permiten “grabar las sesiones de tus clientes” o crear mapas de calor: ver qué páginas visitan en tu web, dónde hacen clic… Su comportamiento puede decirte mucho sobre qué les interesa y qué puedes eliminar.

Un mapa de calor puede mostrarte dónde hacen clic tus visitantes, indicándote qué secciones les interesan (y las que, en consecuencia, deberías potenciar).

3. Analiza tus redes sociales

Facebook Insights, Twitter Analytics y las métricas de Instagram son herramientas muy valiosas que te ayudarán no solo a comprender qué tipo de publicaciones interesan más a tus seguidores, sino que te darán los ingredientes para definir a tu buyer persona y las horas a las que se conectan. ¡Y estos son datos vitales para darles el tipo de contenido que quieren, cuando quieren! 


A partir de las métricas de las redes sociales puedes definir quiénes son tus clientes, para así saber cómo dirigirte a ellos y qué tipo de información ofrecerles.

4. Sé proactivo… ¡pero sin pasarte!

Con tus campañas de email y de redes sociales querrás invitar a tus seguidores a comprar y visitar tu tienda ¡precisamente para eso están!

Sin embargo, ten cuidado para no saturar a tus clientes. No les llenes la bandeja de entrada todos los días con tus productos o te acabarán marcando como spam. Y de ahí no se sale.

Utiliza las métricas de las que te hemos hablado antes y aplícalas a la hora de programar tus emails y tus publicaciones. ¡Y no tengas miedo a pasar de vez en cuando alguna encuesta o pedir reseñas en tu tienda!

Puedes descubrir cómo conseguir más reseñas en tu tienda en este artículo.

Las encuestas te ayudarán a conocer de primera mano qué ha hecho que tu cliente se decantara por no realizar su compra. 

No tienen por qué ser complejas, un Google Form puede darte toda la información que necesitas. ¡Envíaselo a clientes que te hayan visitado sin realizar sus compras y descubre qué les preocupa!

5. Utiliza una campaña de retargeting

Una campaña de retargeting consiste en volver a interactuar con un potencial cliente que se pasó por tu web sin terminar el proceso de compra.

Son, en la mayoría de los casos, esos anuncios que te muestran el mismo producto que habías estado mirando hace unas horas en una tienda online en la que ya has cerrado sesión.

Te suena, ¿no?

El retargeting funciona gracias a las cookies de tu tienda online. Puedes programar estas campañas mediante Google Ads, tu gestor de emails… o el medio que más te convenga. 

Estas campañas suelen funcionar muy bien, ya que el cliente ha demostrado su interés en un producto específico que tú ahora puedes explotar con un descuento, envío gratis…

¡A vender!

Ya has visto cómo empezar a generar tráfico y convertirlo en ventas tanto si acabas de empezar con tu negocio como si buscas una mayor conversión. 

¡Solo queda aplicar lo aprendido!

¿Qué método se ajusta más a tus necesidades? ¿Tienes alguna otra sugerencia? ¡Cuéntanoslo!

Descargar checklist

Suscríbete a nuestro blog y consigue tu checklist

Cuando para quieta, a Gemma le gusta escribir, patinar o aprender algún idioma nuevo. Y si hay un perro cerca, seguramente lo encontrará y acariciará.

Deja un comentario

No publicaremos tu dirección de correo



Regresar a todos los artículos

¿Listo para probar Printful?

Conéctate a una plataforma de comercio electrónico o realiza un pedido

Comienza ya
shares