Regresar a todos los artículos
Sonia Lazo
Historias de clientes

Brujas, colores y pasión por el diseño: la historia de Sonia Lazo

Por el 13 de mayo de 2020 Tiempo de lectura: 5 minutos

Todos tenemos alguna afición que nos hace sentir bien y que nos ayuda a evadirnos cuando lo necesitamos. Ya sea cantar, montar en bici, probar nuevas recetas… La de Sonia Lazo, la protagonista de esta historia, es dibujar.

Sonia es una ilustradora salvadoreña con una estética única y muy reconocible: colores brillantes, brujas, demonios… ¡Y hasta algo de temas sociales! Un conjunto de temáticas único e interesante que ya ha llamado la atención de miles de personas en todo el mundo.

Algunos de los productos que Sonia vende con Printful.

Esta artista no solo inspira diariamente a más de 100.000 seguidores en Instagram con sus dibujos, su vida diaria ¡e incluso tatuajes! También vende su arte a través de Printful en uno de los principales marketplaces del mundo.

Nos hemos puesto en contacto con Sonia para hablar sobre sus pasiones, su arte ¡y por supuesto sobre su negocio online!

Temas sociales, con una nota de color

Sonia se define a sí misma como una persona introvertida que, sin embargo, encontró una manera diferente de expresarse en la pintura. “Para mí, pintar es una manera de expresarme: de expresar mis pensamientos, mis emociones… es casi terapéutico. Empecé a pintar para poder expresar todo lo que no podía decir con palabras”.

Nuestra ilustradora empezó desde pequeña dibujando temas muy particulares: demonios, brujas, esqueletos… Según nos cuenta, el mundo de la brujería siempre le llamó la atención. “Es un gusto personal que tengo desde pequeña. Creo que es una mezcla muy emocional: un tema muy oscuro, pero a la vez muy lindo”.

Sonia mezcla esta temática con colores brillantes, lo que da lugar a un estilo único y muy reconocible.

Con el tiempo, la temática de las obras de Sonia ha ido evolucionado, adaptándose a temas sociales y de actualidad: el feminismo, la salud mental y los derechos LGTBQ+ son algunos de ellos. “Son temas importantes, que me interesan y con los que mis seguidores se sienten identificados”.

Un buen ejemplo de cómo Sonia ha conseguido aúnar a la perfección brujería y temas sociales es, sin lugar a dudas, “Witch, Please!”, un libro completamente ilustrado y escrito por ella, en el que comparte un mensaje feminista y body-positive para todas las brujas modernas.

«Witch, please», el libro de Sonia Lazo.

A pesar de tener ya su propio libro y haber trabajado en varios proyectos de ilustración ¡no se ha quedado ahí! De hecho, lleva ya varios años dando otras formas a su arte.

Desde El Salvador al resto del mundo

Sonia estudió diseño en El Salvador, su país. Nos cuenta que, durante sus estudios, ya empezó a ganar algo de dinero con su arte. “Vendía algunos productos con mis diseños en mercados locales: pins, pegatinas, botones… De vez en cuando vendía también ropa, pero el proceso era muy complicado ya que tenía que hacerlo todo a mano: imprimir las telas, llevarlas a coser, empaquetar los pedidos…”.

Sonia en uno de los mercados locales.

Gracias a todo ese esfuerzo, al acabar la carrera Sonia ya tenía algo de experiencia ¡y una base de clientes y seguidores que se hacía más grande cada día!

Cuando los mercados locales se quedaron pequeños y empezó a notar un mayor interés en sus productos desde otros países, nuestra ilustradora decidió hacerse un huequito en uno de los mayores marketplaces del mundo y empezar a vender por internet, ¡aunque seguía siendo ella misma quien creaba sus productos a mano! 

Cuando le preguntamos por qué eligió un marketplace antes que crear su propia tienda online a través de una plataforma, responde que, principalmente, fue por su sencillez. “La logística de un marketplace es bastante menos compleja que la de una tienda online. Yo no sabría cómo configurar una tienda, mientras que el marketplace, simplemente, ya está ahí”. 

Sonia lleva ya 5 años haciendo llegar su arte a todos los rincones del mundo con su negocio. ¡Pero esto no habría sido posible sin sus seguidores! Nos cuenta que, desde el principio, Instagram ha sido esencial para su proyecto.

Creando una comunidad en Instagram

Cuando le preguntamos por su crecimiento en esta red social, nos comenta que su número de seguidores creció de forma natural.

“Yo simplemente empecé haciendo fotos a mis productos y subiéndolas a Instagram, poniendo hashtags en mis publicaciones… Y así, poco a poco, la cuenta fue creciendo.”

Aunque el auténtico empujón llegó algo más tarde. “Cuando ya tenía una cuenta un poco más grande me salieron algunos proyectos con marcas más grandes, me contactaron para un colaboración con Adobe… Estas colaboraciones realmente me ayudaron a impulsar la cuenta”.

Sonia utiliza su cuenta de Instagram para promocionar sus productos.

Hoy, Sonia promociona su tienda al tiempo que comparte su día a día y sus nuevos diseños en su cuenta de Instagram ante sus admiradores. “Instagram es mi principal vía de comunicación con mis seguidores. Me sigue gente de todo el mundo, pero principalmente de Estados Unidos. Por eso mis posts están en inglés: porque la mayor parte de mis trabajos van para el exterior”.

Su negocio online con Printful

Además de ser diseñadora, haber firmado un libro y llevar con éxito un negocio online, Sonia Lazo es, desde hace poco ¡tatuadora!

Esta última faceta la llevó a viajar al extranjero un poco más de lo habitual en los últimos meses, “y, claro, durante ese tiempo necesitaba poner la tienda en pausa, porque no podía realizar envíos si no estaba en casa”. Fue entonces cuando la artista empezó a considerar aliarse con un proveedor que se encargara de realizar los envíos por ella. 

Según nos cuenta, llegó a Printful a través de su novio: “él es diseñador estratégico y se mueve en este mundillo. Me habló de Printful y del dropshipping, y me animó a probarlo”. 

Antes de lanzarse a abrir su negocio, Sonia realizó algunos pedidos de muestra para comprobar la calidad de los productos y cómo quedarían sus diseños en sus nuevas prendas. “Me encantó, vi que la calidad era buena y el tiempo de envío también, así que asocié mi cuenta de Printul a mi tienda”.

Sonia lleva apenas unos meses trabajando con Printful, pero nos cuenta que nos encontró en el momento perfecto. “En El Salvador estamos en cuarentena, por lo que hacer mis productos como los hacía antes me habría resultado imposible. Printful ha hecho que mi negocio pueda mantenerse a flote estos días porque ellos se encargan de todo”.

Además, nos cuenta que Printful le ha permitido dedicarse a otro tema que siempre le había interesado: la moda. “Antes de dedicarme al diseño gráfico yo quería ser diseñadora de moda. Así que algo que me gusta mucho de Printful es que me permite poner y vender mis propios diseños sobre ropa”.

Cuando le preguntamos por su producto Printful favorito, Sonia no tarda ni un segundo en responder. “Los bañadores. Hace mucho que quería hacer mis propios bañadores pero no encontraba el modo. Es uno de mis productos que mejor se venden”.

¡Los bañadores son uno de sus bestsellers!

Sus consejos para ti

Antes de terminar nuestra entrevista, preguntamos a Sonia si tendría algún consejo para alguien que quiera empezar a diseñar desde cero. Su respuesta:

“Hay que tener paciencia, y sobre todo hacerlo por uno mismo, tratar de transmitir lo que llevas dentro. No sirve de nada imitar: trata de encontrar tu propia voz, estilo, estética… Solo así la gente se sentirá identificada con lo que haces. Y, claro, ¡hay que encontrar también a un público al que le guste lo que haces!”

Y, para los que quieran empezar a vender sus productos en internet: “Lo primero es definir qué te gustaría vender. ¡Y hacer buenas fotos! Es lo que más atrae a los clientes. Aunque, al final, tienes que lanzarte, no es más que eso”.

Ya conoces la historia de Sonia Lazo. Esperamos que la historia de esta artista salvadoreña te ayude a encontrar la inspiración para iniciarte en el mundo del diseño ¡y del comercio electrónico! 

Recuerda: sigue tu pasión y pon todo tu esfuerzo en ello. ¡Puedes llegar muy, muy lejos!

Cuando para quieta, a Gemma le gusta escribir, patinar o aprender algún idioma nuevo. Y si hay un perro cerca, seguramente lo encontrará y acariciará.

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a las novedades

Consigue prácticos consejos en tu correo sobre drop shipping

Deja una respuesta

No publicaremos tu dirección de correo



Regresar a todos los artículos

¿Listo para probar Printful?

Conéctate a una plataforma de comercio electrónico o realiza un pedido

Comienza ya