Regresar a todos los artículos
multiple-streams-of-income-ideas
Manual para principiantes

Cómo generar ingresos pasivos desde casa: 4 ideas factibles

Por el 3 de marzo de 2021 Tiempo de lectura: 6 minutos

Tanto si ya tienes un empleo a tiempo completo, como si estás buscando una manera de ganarte la vida por ti mismo, seguro que se te ha pasado por la cabeza encontrar alguna fuente de ingresos pasivos.

Encontrar la forma de ganar dinero más allá del clásico trabajo de oficina (y sin tener que crear tu propia empresa física) está hoy en día al alcance de todos. ¡Prueba de ello son todos los emprendedores y casos de éxito que puedes encontrar en internet!

Además de la ya famosa libertad financiera, tener ingresos pasivos tiene otros beneficios como:

  • Darte un colchón de seguridad para cualquier imprevisto
  • Permitirte seguir ganando dinero cuando tu fuente principal falla
  • Ofrecerte nuevas competencias que tu fuente principal de ingresos no te ofrecería

Si tú también quieres ganar un dinero extra todos los meses en internet, ¡estás en el lugar adecuado!

A continuación vamos a darte varias ideas para generar ingresos pasivos que puedes poner en marcha desde tu casa, con poca o ninguna inversión inicial. ¡Toma nota!

1. Marketing de afiliados

¡Un método sencillo, pero muy eficaz!

Convertirte en afiliado de una empresa te permite ganar dinero simplemente por promocionar sus productos o servicios.

Normalmente, tú te registras en la web de la empresa como afiliado y estos te dan un link único, a través del cual tus seguidores podrán realizar tu compra. Una vez se complete la transacción, la empresa podrá transferirte la cantidad o porcentaje que hayáis acordado en su programa de afiliados.

¡Pero ojo! Porque ser afiliado no consiste en conseguir tu link y ponerte a spamear a toda tu lista de contactos en WhatsApp (más que darte dinero, esta táctica podría costarte alguna amistad).

La mejor manera de promocionar los servicios de un tercero es compartiendo tus enlaces de afiliados de manera natural en un blog, canal de YouTube o redes sociales.

¿Y cómo hacer que  dicho link parezca natural? Fácil: alíate con empresas en las que de verdad creas y cuyos productos o servicios utilices en tu día a día. Tus seguidores sabrán cuándo una recomendación es genuina y sincera, y esta les animará a hacer clic en tu enlace y realizar sus pedidos.

Por ejemplo, si tienes un blog o canal de YouTube en el que hables normalmente de tu rutina de ejercicios, trata de aliarte con empresas relacionadas con el mundo del deporte: marcas de ropa deportiva, suplementos, equipación… Tus seguidores se asustarían un poco si de repente empezaras a hablar de informática, ¿no crees?

Si piensas que esta es la opción perfecta para ti y quieres más información sobre cómo ser un afiliado de éxito, visita nuestro Curso para afiliados. ¡Y empieza a promocionar ese link!

2. Vender productos de Print on demand

O lo que es lo mismo: crear tu propia marca de productos diseñados por ti sin tener que preocuparte de la parte logística. Suena bien, ¿no?

Dar vida a un negocio online que no te quite demasiado tiempo en tu día a día es totalmente plausible con el método de la impresión bajo demanda: tú te encargas de crear tu negocio, subir tus diseños y publicitar tus productos. Tu socio de Print on demand será quien se encargue de imprimir, gestionar y enviar los pedidos que te lleguen a tus clientes.

Y si quieres facilitarte aún más las cosas, puedes incluso automatizar varias partes de tu negocio como el marketing.

La impresión bajo demanda ofrece muchísimas ventajas frente al comercio electrónico habitual, siendo la primera de ella que no tienes que encargarte de tu propio inventario ni de procesar tus pedidos. 

¡Además, con Printful puedes llevar tu marca al siguiente nivel y profesionalizarla con productos all over, albaranes, etiquetas y hasta pack-ins personalizados! Vamos, todo lo que necesitas para crear una línea de ropa con la que sorprender a tus clientes.

Puedes empezar en este negocio siguiendo unos sencillos pasos:

Paso 1: Encuentra una temática para tu negocio

Los negocios que triunfan en la impresión bajo demanda lo hacen por una sencilla razón: todos ellos giran en torno a una temática concreta y se adaptan a un nicho específico.

Así que antes de tirarte a la piscina, piensa en cosas que te apasionen a ti y cómo podrías plasmarlas en prendas de ropa: camisetas para los amantes de las suculentas, leggins para los fans del cyberpunk más deportistas (sí, cuanto más específico sea tu nicho y cuanto más exclusivo sea tu producto, mejor)… ¡Échale imaginación!

Paso 2: Crea tu diseño

Si eres un pro del diseño ¡Adelante! Empieza a diseñar. Y si eres nuevo, puedes empezar a dar vida a tus diseños con un software de edición gratuito, o contratando a un diseñador que los haga por ti.

Paso 3: Crea tu tienda

¡No necesitas ser ningún experto en informática para tener tu propio negocio online! Puedes elegir entre las plataformas de ecommerce o marketplaces existentes y poner en marcha tu propio negocio en unas pocas horas.

Paso 4: Promociona tu negocio

Una vez tengas tu tienda llena de productos, solo te queda empezar a promocionarla. Crea perfiles en las redes sociales en las que se mueva tu nicho, escribe en foros especializados o prueba la publicidad de pago. 

Recuerda que, para triunfar en este negocio, no puedes simplemente publicar tu tienda y dormirte en los laureles: tendrás que revisar de vez en cuando que tus pedidos se estén procesando correctamente, hablar con tus clientes en caso de que tengan alguna duda (y tener unas políticas de devolución claras para evitar problemas), ajustar tus campañas de marketing…

Si crees que puedes dedicar unas horas a la semana a un negocio como este, ¡anímate! El primer paso es encontrar una plataforma de ecommerce que se adapte a tus necesidades, conocimientos y presupuesto. ¡Haz nuestro test para descubrir cuál es la plataforma idónea para ti!

3. Cursos online

Piensa en algo de lo que puedas hablar durante media hora sin preparación ninguna. ¡Lo que sea! 

Si se te ocurre algo, probablemente sea porque es un tema que, o bien te apasiona, o se te da muy bien. ¡Y ambos son buenos indicadores de que podrías iniciar tu propio curso online sobre dicho tema! Porque sabrás generar contenido de calidad que seguramente pueda interesar a otras personas.

Al igual que los programas de afiliados o la creación de un negocio de Print on demand, crear tu propio curso requiere de muy poca inversión por tu parte. De hecho, solo necesitas:

  • Un ordenador
  • Una webcam
  • Acceso a internet

¿Te animas? Solo tienes que seguir unos pocos pasos:

Paso 1: Elige tu tema

Como te indicábamos antes, solo tienes que elegir un tema en el que te sientas cómodo. Vale prácticamente cualquier cosa:

  • Cómo crear un blog
  • Trucos para jugar a tu videojuego favorito
  • Cómo cuidar de un perro de raza X
  • Cómo seguir una dieta paleo

Puedes explicar prácticamente cualquier aspecto de tu vida en formato de curso online. ¡Y no hace falta que te preocupes por no estar certificado! Recuerda: solo necesitas conocer bien el tema.

Paso 2: Encuentra a tu audiencia

Para encontrar a la audiencia adecuada para tu curso, piensa: ¿dónde se mueve la gente a la que le interesa este tema? ¿Usan Facebook, Instagram, Twitter? ¿Algún foro en particular?

Por ejemplo, si mi audiencia fueran los fotógrafos, un buen lugar para empezar serían los grupos de Facebook como estos:

Grupos de Facebook

Descubre dónde se mueven tus potenciales seguidores y toma nota de sus preguntas más frecuentes. ¡Estos serán los temas a cubrir en tus clases!

Paso 3: Regístrate en un proveedor de emailing y crea una landing page para tu curso

Ahora que tienes una audiencia y un tema, es el momento de empezar a conectar con tus seguidores.

Plataformas como Mailchimp te permiten usar sus servicios con listas de hasta 2.000 contactos. Una vez te registres, crea una landing page con la que generar interés en tu audiencia.

Paso 4: Crea tu tutorial y compártelo

Este vídeo será clave para vender tu curso. En él, puedes presentar brevemente tus conocimientos, los puntos clave de tu curso y cualquier otro detalle que pueda atraer a tu audiencia a apuntarse. Compártelo en tus redes sociales (y en los grupos de Facebook de los que hablamos antes) con un link a tu página de suscripción ¡y prepárate para tu masterclass!

4. Crea tu blog o canal de YouTube

Si ya has encontrado un tema que te apasiona, pero piensas que crear un curso entero no es para ti, un blog o canal de YouTube pueden ser tu mejor opción.

Construirte una audiencia y empezar a ganar dinero con estas plataformas es sin duda un esfuerzo a largo plazo. ¡De hecho, algunos blogs no empiezan a generar dinero hasta pasados unos 3 años desde su lanzamiento!

Pero si de verdad te apasiona escribir o crear vídeos sobre ese tema del que no puedes parar de hablar, puedes empezar a monetizar tu canal poco a poco con las siguientes acciones:

Vendiendo productos digitales

Es decir, productos que tus seguidores puedan descargar: libros electrónicos, una guía, vídeos exclusivos… ¡El truco está en ofrecer la información más general en tus plataformas abiertas al público, y dar tus mejores consejos solo a tus fieles seguidores de pago!

Marketing de afiliados

Sí, estas son las plataformas ideales para promocionar links de afiliados. Pero recuerda lo que decíamos más arriba: afíliate solo con compañías en las que confíes y que de verdad utilices.

Vende posts o vídeos patrocinados

Cuando tu canal o blog empiece a atraer a una gran audiencia ¡a las marcas les encantará que hables de ellas!

Puedes unirte a alguna red colaborativa de blogueros (IZEA, SHE Media…) y postular para las campañas que te interesen, o simplemente ponerte en contacto con las marcas que te gusten y ofrecerles tus servicios.

Las claves del éxito

Si has llegado hasta aquí, puede que ya te hayas dado cuenta de que todas estas formas de obtener ingresos pasivos tienen varias cosas en común: todas ellas pasan por encontrar un tema que te apasione, un nicho al que dirigirte y ponerle algo de esfuerzo a tu proyecto. ¡Y ninguna requiere de una inversión inicial demasiado grande!

Estoy segura de que ya tienes un tema en mente con el que te gustaría iniciar tu próxima aventura. ¡Solo tienes que ponerte a ello! Según vayas avanzando en tu aventura, irás adquiriendo nuevas habilidades que podrás enseñarles a otros en tu canal, curso… ¡o en tus productos personalizados!

¡Mucha suerte con tu nuevo proyecto!

Internacionalista que encontró su pasión en el marketing digital. Te explico todo acerca del comercio electrónico y cómo promocionar tu negocio en nuestro blog y en el canal de YouTube de Printful.

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a las novedades

Consigue prácticos consejos en tu correo sobre drop shipping

Comments

Deja una respuesta

No publicaremos tu dirección de correo



Regresar a todos los artículos

¿Listo para probar Printful?

Conéctate a una plataforma de comercio electrónico o realiza un pedido

Comienza ya
shares