Regresar a todos los artículos
estrategias-precios
Consejos de marketing

Estrategias de precios para tu tienda online

Por Tiempo de lectura: 6 minutos

Una de las primeras preguntas que suelen surgir a la hora de abrir tu negocio online junto con un servicio de print on demand es la de cómo poner precio a tus productos.

Probablemente, tu primer instinto sea ir a por un precio más bajo que el de la competencia. Si tus productos son más baratos que los de tus competidores, los clientes te elegirán a ti antes que a ellos. Tiene sentido, ¿no? 

Y sí, esta norma es cierta… siempre y cuando vendas un producto genérico y sin valor añadido.

Por ejemplo, si quisieras vender una camiseta blanca sin más, sin preocuparte demasiado por su calidad o estilo, podrías permitirte vender a un precio muy bajo (¡Ojo! Siempre por encima del coste de producción).

Pero si lo que quieres es vender un producto único y de alta calidad, ¿no crees que esa exclusividad debería reflejarse en el precio? Al fin y al cabo, has puesto un esfuerzo extra en el diseño y en el marketing de tu producto que deberías poder ver reflejados en tus ingresos.

En este artículo queremos ayudarte a poner el precio justo a tus productos. Tanto si acabas de abrir tu tienda como si quieres aplicar alguna estrategia de fijación de precios con la que vender aún más, ¡este artículo está lleno de consejos que te ayudarán a tomar la decisión correcta.

Pricing para principiantes: cómo poner precios en tu tienda

Antes de lanzarte a vender, tendrás que determinar el precio de los productos de tu tienda. Hay varios factores a tener en cuenta si quieres hacerlo bien. ¡Así que toma nota!

Precio base de tu producto

Si te has pasado por nuestro Catálogo, verás que nuestros productos tienen ya un precio en euros o dólares. Esto es lo que llamamos el precio Printful, y es lo que te cobraremos por la gestión de tus productos. 

Ten siempre en cuenta este precio, ya que es el precio base de tu producto y se te cobrará en todo caso cuando tus clientes realicen sus pedidos.

Gastos derivados

Además del precio base de tu producto o servicio, hay otros factores a considerar a la hora de fijar tus precios. Puede que estos solo añadan unos pocos céntimos a tu precio final, pero es importante que los tengas en cuenta si quieres evitar pérdidas a largo plazo. 

Algunos de estos factores incluyen:

  • Gastos de diseño: ¿Has contratado a un diseñador para que te ayudara con tus diseños? ¿O igual te has descargado algún programa de diseño profesional por el que pagas una mensualidad? 
  • Gastos de tu plataforma de ecommerce: ¿Tu plataforma de ecommerce te cobra alguna mensualidad? ¿Tienes que pagar por cada transacción o por producto publicado?
  • Gastos de tu web: ¿Has pagado por contratar el hosting de tu web? ¿O igual has contratado a alguien para que te ayude a poner a punto tu negocio online?
  • Gastos en publicidad: ¿Cuánto estás pagando por tus anuncios?

La mejor manera de estimar cómo estos gastos derivados afectan al precio de venta de tus productos es hacer estimaciones. ¿Cuántos productos crees que venderás al mes? ¿Cuántas ventas esperas realizar con tus anuncios? ¿Vendes solo un tipo de camiseta en tu tienda, o tienes todo un catálogo de productos? 

Divide tus gastos entre tus productos según el tiempo o la inversión que les hayas dedicado o cualquier otro principio que consideres importante. ¡Date tiempo para pensar en esta parte!

Tu margen de beneficio

Esta es la parte interesante de los precios de tus productos: tu margen de beneficio es el dinero que puedes quedarte tras la venta de tu producto.

Es importante no mezclar tu beneficio con los gastos derivados de tu producto. Al fin y al cabo, estos últimos son inversiones que ya has realizado para poner a funcionar tu negocio, y deberías recuperarlos con la venta de tus productos. ¡Tenlos siempre en cuenta y sepáralos de tus beneficios!

Establecer tus beneficios queda totalmente a tu elección. ¡Pero ojo! Estos deberán ir acorde con tu marketing y cómo presentes tus productos ante tus compradores. 

Es completamente posible obtener grandes beneficios con tus productos si destacas claramente su exclusividad y calidad. ¡Eso es precisamente lo que hacen las grandes marcas! Hablaremos de ello más adelante.

Aunque, si lo que buscas es dirigirte a un público más low-cost, naturalmente puedes atraerles con un margen de beneficio más bajo que implique un precio de venta más accesible.

Impuestos

Por último (pero definitivamente no por ello menos importante), deberás tener en cuenta los impuestos que tendrás que pagar por tus ventas. 

Los impuestos varían según tu situación y el país en el que residas, por lo que es importante que te informes bien sobre las cantidades exactas que tendrás que pagar y cómo hacerlo.

En nuestro Centro de ayuda tienes una sección en la que explicamos cómo funcionan los impuestos en relación a Printful. Pásate por ahí antes de publicar tus productos o compártela con tu asesor para aseguraros de que está todo claro.

Ya conoces los factores a tener en cuenta al poner un precio inicial a tus productos. ¡Ahora ponte a ello! 

Ya sabes, puedes jugar con tu margen de beneficio hasta encontrar un precio que funcione bien con tu segmento de mercado ¡pero ten siempre en mente los costes de producción de tu producto y tus otros gastos!

No hay una fórmula exacta para ayudarte con esta parte, así que dedícale tiempo, prueba con varios precios y descubre qué cifra funciona para tu negocio.

Estrategias de precios para tu tienda online

Cuando ya hayas decidido el precio de venta de tu producto, puedes empezar a pensar en estrategias de pricing para tu tienda. ¡Tus precios de venta no tienen por qué ser definitivos! Puedes jugar con ellos para hacer más atractivos tus productos según tus estrategias y promociones.

Las estrategias de precios son tácticas de marketing con un toque de psicología que te ayudan a vender una vez tus productos están publicados en tu tienda online. 

Hay muchísimas estrategias que puedes aplicar. ¡Y puedes combinarlas como quieras! A continuación te presentamos una selección de las mejores estrategias de precios para tiendas online que puedes aplicar en tu negocio:

Estrategia de precios para una línea de productos

Ya tienes el precio objetivo de tu producto. ¡Con esta estrategia, harás que parezca toda una ganga!

La clave de esta estrategia consiste en ofrecer productos similares con precios diferentes. Por ejemplo, puedes ofrecer tres camisetas con diferentes diseños y cobrar un precio diferente por cada una de ellas (siempre dentro de un rango y teniendo en cuenta todos los puntos que te hemos dado antes). El precio al que realmente quieres vender tus camisetas será el precio intermedio.

Normalmente, tus clientes escogerán el producto con un precio central. Según Kotler, tus visitantes asociarán diferentes niveles de calidad a tus productos según los precios que les des, y tenderán a optar por el precio medio.

Estrategia de penetración de mercado

Esta estrategia es especialmente interesante si acabas de abrir tu negocio online y te estás introduciendo en el mercado.

Pon un precio bajo a tus productos al lanzar tu tienda online (¡pero que cubra costes!) y, una vez alcances un volumen de venta lo suficientemente bueno, empieza a subir tus precios poco a poco. Así, habrás accedido a tu mercado y podrás obtener las ganancias que deseas a largo plazo.

Estrategia de descremado de precios

Si ya tienes una tienda pero acabas de introducir un producto nuevo, ponle un precio más alto a tu última adición. Así podrás aprovechar el tirón de los primeros días para obtener mayores beneficios (y cubrir los costes de diseño de tu nuevo producto). Después, reduce su precio hasta situarlo en tus rangos habituales. Esta práctica se conoce como la estrategia de descremado de precios.

Luego, según avance el ciclo de vida de tu producto, podrías incluso continuar rebajando su precio y añadirlo a una sección de ofertas o descuentos en tu página web. Así, tus clientes tendrán siempre una sección de gangas ¡y volverán habitualmente a ver qué hay de nuevo!

Estrategia de precios de prestigio

Como te comentábamos anteriormente, es totalmente posible añadir un margen de beneficio alto a tus productos y conseguir que tus clientes paguen por ellos. De hecho, al hacerlo, tus consumidores asumirán que la calidad de tu producto justifica su coste. ¡Pero ojo! Esta estrategia requiere de algunas condiciones:

  • Tu nicho de mercado debe ser pequeño y tener la capacidad económica de pagar por tus precios.
  • Tu producto debe cumplir con sus expectativas de calidad y/o exclusividad, además de satisfacer sus necesidades.
  • Deberás asegurarte de que no puedan surgir competidores fácilmente.

Si crees que tus productos cumplen con todas estas características, ¡ve a por ello!

Estrategia de envío gratis

A nadie le gusta pagar por el envío de sus productos ¡y seguramente a tus clientes tampoco! 

Esta estrategia consiste en cubrir el precio del envío en el precio de venta de tu producto. Así, podrás anunciar en tu negocio que el envío es gratis, y tus clientes podrán realizar sus compras sin preocuparse por gastos imprevistos.

Otra buena opción es la de ofrecer envío gratuito a partir de una cantidad de dinero determinada

Esta estrategia es perfecta si ofreces productos con precios muy diferentes, como camisetas y complementos.

Para implementarla, fíjate en el precio de venta medio de tu producto principal. Por ejemplo, si el producto central de tu negocio son las camisetas a 18€, y además ofreces pulseras a 5€, puedes ofrecer envío gratis a partir de 20€. Tus clientes potenciales preferirán gastar algo más de dinero pero obtener un producto extra antes que pagar el envío.

Descuentos por temporada

El calendario está lleno de fechas señaladas en las que tus clientes esperarán un descuento: Black Friday, Cyber Monday, las épocas de rebajas…

Mantente atento al calendario para no perderte ninguna y asegúrate de añadir algún descuento o promoción acorde a la ocasión, especialmente en el último trimestre del año. Muchos negocios realizan más ventas en el periodo entre el Black Friday y la Navidad que en todo el resto del año, así que no permitas que se te escapen.

Nuestro calendario ecommerce incluye todas las fechas imprescindibles para cualquier negocio online. ¡No te olvides de descargarlo!

¡A vender!

¡Ya has visto distintos tipos de estrategias de fijación de precios dependiendo de muchos factores. ¡Toca ponerse manos a la obra! 

Ponte ya mismo a diseñar tus productos y piensa bien sus precios antes de empezar a promocionar tu negocio.

Y si ya tienes tu tienda online lista para vender, empieza a preparar tus estrategias de email marketing o de redes sociales para sacarle el máximo partido.

¿Te has quedado con alguna duda o quieres compartir algún truco más con otros lectores? ¡Déjanos un comentario!

Cuando para quieta, a Gemma le gusta escribir, patinar o aprender algún idioma nuevo. Y si hay un perro cerca, seguramente lo encontrará y acariciará.

Si te ha gustado este artículo, suscríbete a las novedades

Consigue prácticos consejos en tu correo sobre drop shipping

  1. grc software

    Una estrategia de precios bien desarrollada permite a la tienda aumentar las ventas, aumentar las ganancias y aumentar la competitividad. Al desarrollar una estrategia de precios, siempre surge la pregunta de quién en la tienda debe ser responsable de esta área de trabajo. Existe un enfoque cuando la estrategia de fijación de precios está determinada por la administración de la tienda o la administración de la oficina central, si se trata de una red comercial. Sin embargo, cuando la función de desarrollar una estrategia de fijación de precios se concentra en una mano, esto no le permite responder con flexibilidad a los cambios en el entorno externo, especialmente si la oficina central de la red de distribución se encuentra en una ciudad y las oficinas regionales en otras ciudades. El segundo enfoque supone que la tarea de desarrollar una estrategia de fijación de precios para cada categoría de producto recae en el gerente de la categoría, y luego la administración de la tienda desempeña solo una función de coordinación.

Deja una respuesta

No publicaremos tu dirección de correo



Regresar a todos los artículos

¿Listo para probar Printful?

Conéctate a una plataforma de comercio electrónico o realiza un pedido

Comienza ya